Créditos a medida

Hoy queremos contarles sobre la importancia de tomar créditos a medida. Tomar un crédito puede ser una decisión difícil que muchos prefieren evitar. El simple hecho de escuchar la palabra deuda puede causarles «dolor de oído», pero creemos que ese tipo de afirmaciones no son correctas, ¡especialmente a la hora de hablar de créditos a medida!

Es cierto, existen muchos casos en los que endeudarse no es una solución, sino que simplemente implica posponer lo inevitable: deshacerse del inmueble. Creemos que esos casos pueden darse únicamente cuando no se accede al crédito adecuado ni el correcto asesoramiento.

Es fundamental a la hora de endeudarse hacerlo con planificación previa: entender la razón por la que lo hacemos, entender qué vamos a poder hacer con ese dinero, de qué flujo dependemos para poder repagarlo y cuál es el costo total que esto nos implica.

Existen muchas razones para tomar deuda:

  • Capital de trabajo de la empresa (crédito PYME)
  • Centralizar deudas
  • Lograr un monto mayor con un mismo inmueble
  • Lograr mejor tasa
  • Lograr mayor plazo
  • Ganar tiempo para no malvender (préstamo puente)

Estos son solo algunos de los ejemplos, las razones para obtener financiamiento pueden ser infinitas, pero es fundamental entender el porqué lo hacemos para dar con la institución indicada.

Otro punto importante es entender qué es lo que vamos a poder lograr con ese dinero. Obviamente endeudarse tiene un costo y por ende debemos hacerlo únicamente si creemos que al hacerlo vamos a obtener un beneficio. En este sentido creemos importante evaluar la rentabilidad del negocio en el cual pensamos colocar el dinero que tomamos con el crédito y compararlo con el costo del mismo.

Otro punto importante es entender de qué flujo dependemos para poder re-pagar el crédito. Esto implica conocer nuestro flujo de ingresos actual o aquél que vamos a lograr gracias al dinero del crédito para de esa manera solicitar un crédito acorde a dicho flujo de manera de no tener riesgos de descalce de flujos y por ende caer en incumplimiento del crédito.

Por último, es importante entender el costo total del crédito. Generalmente consta de costos de alta del crédito que se pagan una única vez, la tasa de interés que pagamos y finalmente el costo de cancelación. Es aquí donde debemos prestar especial atención de no pasar por alto ningún costo escondido que luego nos pueda sorprender.

Ahora bien, luego de haber analizado los puntos anteriores, el asunto más importante es dar con la institución que ofrezca lo que necesitamos. Desde Bancos a Estudios Notariales, es mucha la oferta de créditos inmobiliarios. ¡En Hipotecalo cuentan con un equipo de profesionales que te asesorarán con la finalidad única de conseguir una VERDADERA solución a tus problemas! Puedes ponerte en contacto directamente desde este link para comenzar con tu solicitud de crédito.

Compartir esta publicación

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email